Mirianrocu

Cuento

Posted by: mirianrocu on: 18 octubre, 2013

Imagen tomada de http://ellugardelasapariciones.blogspot.com.es/

Imagen tomada de http://ellugardelasapariciones.blogspot.com.es/

 

Era un serio problema para su vida cotidiana no entender las metáforas. Ni dientes de marfil, ni cabellos de oro, ni labios de rubí. A nada le encontraba sentido. No se cansaba de intentar explicarle a sus amigos poetas que la espiga no danza, se mueve porque la empuja el viento.

La muerte le sobrevino, después de la ingestión de dos docenas de mariposas vivas. Quiso saber qué se sentía estando enamorada.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *