Mirianrocu

Cuento

Posted by: mirianrocu on: 24 marzo, 2013

734860_467629793286810_1204091599_n

 

Me encontré con esta corta leyenda en la web de Lindos Mininos y, por supuesto, aquí la traigo para compartirla con todos vosotros:

Erase una vez una gentil princesa a la que se le planteó un desafío imposible. Tenía que hilar 10.000 madejas de lino en solo 30 días para salvar de la muerte a su gran amor. Desconsolada ante su frustración esta princesa lloraba y lloraba. Sus tres gatos al verla sintieron lástima por ella y acordaron ayudarla. Con sus tres lenguas y veloces y hábiles garras, los gatos no solo concluyeron el trabajo a tiempo, sino que el lino que tejieron fue el más fino y maravilloso que jamás se había visto en aquel reino. Cuenta la leyenda que como recompensa por su labor, fueron bendecidos con la habilidad de ronronear. Desde aquel momento y para siempre, ellos y todos sus descendientes fueron capaces de entonar el canto que hacía la rueda al hilar. Así nació el ronroneo de los gatos.

En casa tenemos los dos casos opuestos, por un lado está Kissa, a la que cariñosamente llamamos “nuestro pequeño V8” de lo mucho y fuerte que ronronea, y luego está Morgan, que cada vez que lo intenta apenas se le oye y lo hace muy poquito tiempo ¿No habrá aprendido a hacerlo bien? ¿Se perdería ese episodio del barrio sésamo de los gatos?

Tags: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *